La vida cristiana comienza con el amor de Dios

Por Paul Kooistra


«Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo
antes que el mundo fuese.» Juan 17.5


Existió desde toda la eternidad un amor perfecto entre el Padre y el Hijo y entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Todo lo que Dios ha creado es una extensión de ese amor.- Jonathan Edwards
Nunca podremos entender por completo el gran sacrificio que Dios hizo en el Evangelio, sino entendemos la inmensidad del vínculo de amor que existió en la Trinidad —Padre, Hijo y Espíritu Santo— desde la eternidad.

Cuando Jesús clamó desde la cruz: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» (Mateo 27.46c), esa fue la mayor demostración de amor que jamás tuvo lugar. ElTrino Dios voluntariamente soportó una separación tan cruel y violenta por amor a nosotros en el evento central de toda la historia, la cruz. Chesterton lo llamó «el amor furioso de Dios». Yo creo que lo más difícil en el mundo para los seres humanos es creer que Dios nos ama así de tanto, tanto para soportar el rompimiento de la Trinidad, de manera que podamos serreconciliados con Él.

«El amor no es solo un atributo de Dios» escribió Jonathan Edwards. «Es la esencia deDios. Dios es amor.»

La vida cristiana comienza con el amor de Dios. A través de sus escritos, el apóstol Juan se refería así mismo como «el discípulo a quien Jesús amó». El diccionario de la Biblia de Kittle comenta que cuando Juan llegó a ser un hombre de edad avanzada de lo único que podía escribir era acerca del «invariable amor de Dios». Estaba enfrascado en un solo tema, el gran amor de Dios.

Todos tenemos una necesidad de amor que solo puede ser satisfecha por el inmutable amor de Dios. Nuestras más profundas necesidades emocionales y espirituales nunca podrán ser satisfechas con cosas materiales, con el prestigio o el poder, con experiencias exuberantes, con la belleza o el amor humano. Todos nuestros deseos y anhelos humanos son solo síntomas de nuestra necesidad de Él. El Salmo 42.1 expresa esta necesidad :
«Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía». Él es el pan de vida y el agua de vida.

Cuando somos asidos por el amor de Dios, Él nos libera de ser incapacitados emocionales y espirituales. Cuando nos damos cuenta de cómo Dios nos ama, entonces podemos dejar de amarnos a nosotros mismos y empezar a amar a los demás. Él nos capacita para ser dadores de amor en lugar de consumidores de amor. Somos capaces de amar a otros, aun a nuestros enemigos. Cuando la vejez, enfermedades mortales o el peligro nos amenaza, podemos aguardar con confianza la promesa de vida eterna con Él. Cuando pecamos vamos a Él para que nos limpie, nos conforte y nos dé un nuevo empezar. Cuando nos equivocamos, vamos a Él. Dios nos ama a pesar de que nos equivocamos. Él cubre las grietas de nuestras vidas.

El amor de Dios nos da una razón de ser. La razón de ser de nuestras vidas surge de Su amor. Él nos libera de amarnos a nosotros mismos. Nuestra relación de amor con Dios rige nuestras relaciones con los demás. Él nos capacita para amar a los pecadores así como Él nos ama. Cuando estamos enojados, deprimidos, inseguros, podemos ir a Él. A Él le importa cada aspecto de nuestras vidas. Cuando nuestros pecados y temores son mezquinos y vergonzosos, podemos ser limpiados con Él. Él es el amigo del pecador.

Yo creo que Él quiere que nuestras vidas, al igual que la vida de Juan, estén inmersas en un solo tema: el amor infalible e ilimitable de Dios.
Jesús no vino a colgar un letrero de se solicita ayuda. Él vino y colgó un letrero de ayuda disponible. John Piper
El imán maestro del Evangelio no es el miedo, sino el amor. Los arrepentidos son atraídos a Dios en lugar de ser conducidos a Él. Charles Spurgeon

Leer, reflexionar y orar: 1 Juan 4.1-12

1. Al examinar tu vida, ¿dirías que está caracterizada por un amor a sí mismo, que se desarrolla de su propia necesidad de ser amado, o por un amor redimido, que surge de un profundo entendimiento del amor de Dios por usted en la cruz?

2. Considera una relación importante o problemática que tengas. ¿En qué forma te gustaría ver el amor redentor del Evangelio cambiar esa relación?

Un devocional del Dr. Paul Kooistra (fuente: www.mtw.org)
Del libro 31 Días de Gracia

Clik en este enlace para leer todos los devocionales


La vida cristiana comienza con el amor de Dios La vida cristiana comienza con el amor de Dios Revisado por el equipo de Nexo Cristiano on 14:48 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.